Músculo y feminidad son compatibles

musculos mujer fitness

Músculo y feminidad son compatibles

A lo largo de mis años dedicados al mundo de la musculación, ahora denominado Fitness para dar un enfoque más sugerente y con gran poder cautivador, se ha podido captar a una gran multitud de personas “hombres y mujeres” que siempre han rehuido del entreno muscular. Pese a eso, aún existe miedo sobretodo en el apartado femenino, a transformarse de la noche a la mañana en mujeres mutantes con rasgos masculinos.

Lo primero que tengo que decir al respecto, es el músculo no es solo cosa de hombres y que la feminidad no se pierde por llevar un entreno de musculación bien pautado. En este artículo vamos a razonar sin dejar llevarnos por el miedo y sin jugzar a nadie, e intentaremos argumentar porque es bueno que una mujer trabaje muscularmente.

La testosterona

Se denomina testosterona a una hormona esteroide presente en los mamíferos, los reptiles, las aves y otros vertebrados que se sintetiza a partir del colesterol. Pertenece al grupo de los andrógenos, es decir, aquellas hormonas que estimulan el desarrollo de los caracteres sexuales masculinos primarios, tales como los órganos reproductivos, pero también de los secundarios como la masa muscular y ósea o el vello corporal. Ello hace que, habitualmente, suela considerársela una hormona exclusivamente masculina. Sin embargo, no es así: también la mujer producen testosterona. La respuesta se halla en el efecto anabólico de esta hormona: ayuda al crecimiento muscular y óseo y, en este último caso, además, aumenta su densidad. En la mujer la testosterona se sintetiza básicamente en los ovarios y en menor grado en la corteza suprarrenal. En el hombre, esta hormona se sintetiza en los testículos mayoritariamente y en la corteza suprarrenal en menor grado. En ambos escenarios, este proceso se efectúa por medio de la hormona luteinizante.

La testosterona en la mujer

En el hombre adulto, la producción diaria de testosterona se encuentra entre los 2.5 y los 11 miligramos mientras que en la mujer la cifra apenas alcanza a 0,25 miligramos, si bien es cierto que la testosterona en la mujer cumple una función más importante:

*Previenen problemas como la osteoporosis y otras enfermedades de los huesos.

*Mantener niveles saludables de apetito sexual, humor y sensación de bienestar.

Miedo a ganar demasiada masa muscular

Todos conocemos el miedo que hay entre el sector femenino a ir al gimnasio y coger unas pesas o utilizar las máquinas de musculación. Las comparaciones con el hombre son inevitables y se llega a pensar que si ellos entrenan y desarrollan notablemente su musculatura, a ellas les pasará lo mismo. Por todo lo que hemos comentado anteriormente, vemos que a nivel hormonal ya hay diferencias suficientes como para pensar que vais a convertiros en una mujer “culturista” de enormes bíceps. Es difícil que una mujer desarrolle una masa muscular grande, salvo excepciones:

1- Que tome testosterona, para llegar a valores altos equiparables a los de un hombre.

2- Que entrene buscando la ganancia exclusiva de masa muscular.

3- Que se alimente para ganar masa muscular.

4- Que tome suplementación deportiva que favorezca la ganancia de masa muscular.

Vosotras no buscáis ganar masa muscular, la mayoría pretendéis estar tonificadas “estar más duras”, perder un poco de grasa, ganar resistencia y sentiros mejor físicamente.

Toldi Zsuzsanna

Diferencia entre estar tonificada a ser culturista

El tener un buen tono muscular y un porcentaje de grasa bajo, va a resaltar vuestra figura, confiriendo a la mujer un aspecto más sensual, vais a ganar en curvas al dotaros de una cintura mas pequeña y redondez del glúteo, a la vez que unas piernas más firmes y libres de celulitis, cosa que todas deseáis. El tener un pectoral trabajado, os va a dotar de un pecho más firme. La espalda trabajada y los brazos sin acumulación de grasa, sobretodo en los tríceps os dotará de una figura mucho más estilizada.

Es normal que al hacer ejercicios de musculación al inicio se tonifiquen y crezcan los músculos, sobre todo si venimos del sedentarismo, pero de ahí a desarrollar una masa muscular escandalosa hay mucha diferencia.

Asesoraros por profesionales que os ayuden a planificar tanto la dieta como el entrenamiento, sentiros confiadas y dejar aparcados los miedos.